Constituye una línea de actividad en auge. Por una parte, los consumidores son ahora más exigentes que nunca en calidad y salud alimentaria, y por otra, cada vez los alimentos vienen de más lejos, y por tanto son más susceptibles de deteriorarse.

Aquí nuestro trabajo consiste en acudir al puerto, al almacén o a la industria agroalimentaria donde se haya detectado una partida de alimentos sospechosos de no cumplir con todas las garantías alimentarias, e inspeccionar la mercancía. Decidimos si puede salir al mercado o debe retirarse.

 

Bajo el epígrafe de inspecciones alimentaria, 2AGRO cuenta con amplia experiencia en la siguiente tipología de peritaciones:

  • Inspecciones de frutas y verduras, y en general, productos agrícolas frescos y perecederos. Se trata de mercancías procedentes normalmente de países lejanos que han sido transportados en contenedores vía marítima, terrestre o aérea, y que llegan a su destino en un estado de conservación deficiente. Además de evaluar los daños, debemos pronunciarnos sobre si éstos se han producido durante el transporte (por avería de los mecanismos de refrigeración, insuficiente ventilación, manejo inadecuado del producto, condiciones higiénicas deficientes, etc.) o bien se deben a problemas que se arrastran en origen (defectos en los frutos por problemas fitopatológicos, climáticos o nutricionales en el cultivo, recolección excesivamente tardía o en condiciones inadecuadas, manipulación post-cosecha defectuosa, etc.).
  • Inspecciones de alimentos refrigerados. Se trata de mercancías que deben transportarse y almacenarse en unas condiciones ambientales controladas, sobre todo de temperatura. Como en el anterior caso, deben evaluarse los daños y también determinar las causas que produjeron el siniestro.
  • Inspecciones y asesoramiento a empresas agroalimentarias, en materia de normativa sanitaria, ambiental, etiquetado, etc.
inspecciones_alimentarias_4_2agroEn todos los casos, los servicios de nuestro Gabinete pueden ser contratados directamente por empresas alimentarias o del sector de la logística, o por las compañías aseguradoras que cubren el transporte de mercancías, o por los Comisarios de Averías u otros profesionales que operan en los muelles de carga y descarga de mercancías y envío o recepción de alimentos.

La metodología de trabajo suele ser la siguiente: se acude al lugar de la inspección con carácter de urgencia; se recaba toda la documentación e información disponible sobre la mercancía y su transporte, se efectúa un muestreo y se practican las operaciones de control que procedan en cada caso (inspección visual del estado de madurez y de los defectos que puedan presentar los frutos, toma de la temperatura con termómetro, estado de dureza de los frutos con penetrómetro, contenido de azúcar con refractómetro, etc.). Finalmente, se emite un Informe técnico, en el cual se aporta amplia información sobre el siniestro, se facilita la tasación de los daños y se concluye sobre la causa del siniestro y las responsabilidades que se derivan.