En 2AGRO somos especialistas en determinar el valor de mercado de los siguientes bienes inmuebles:

  • Fincas o parcelas rústicas, cuya naturaleza catastral es rústica y su calificación urbanística, según planeamiento vigente, se corresponde a suelo no urbanizable.
  • Edificaciones, construcciones, instalaciones e infraestructuras que se alcen en dicho suelo no urbanizable, entre los que se incluyen viviendas, almacenes, granjas, silos, invernaderos, negocios de turismo rural y un largo etcétera.
  • En general, todo bien inmueble susceptible de ser valorado por un Ingeniero Agrónomo, no en vano 2AGRO cuenta con una amplia red de Peritos y Tasadores Agrícolas, muy especializados en esta labor, con amplia experiencia profesional, distribuidos por todo el territorio español.
  • Asimismo, el Gabinete 2AGRO también cuenta con profesionales de la Arquitectura y la Ingeniería Industrial, perfectamente capacitados para abordar valoraciones de naturaleza urbana.

Cabe distinguir entre dos tipologías de tasación o valoración inmobiliaria bien distintas.

- Por una parte las valoraciones o tasaciones con finalidades financieras, que encargan las Entidades Bancarias, a través de Sociedades de Tasación, normalmente como garantía de las operaciones hipotecarias que contratan. En este tipo de trabajos debe primar, por razones obvias, el principio de prudencia y la aplicación rigurosa de la legislación vigente (en nuestro caso, ECO/805/2003). También resulta relevante obrar con la máxima diligencia y celeridad, a fin de no demorar la concesión de hipotecas a particulares y empresas.
valoracion_fincas_1_2agro

- Por otra parte, las valoraciones o tasaciones solicitadas por Empresas o Particulares a efectos de conocer el valor de mercado de una finca agrícola, una ganadería o una masía a la hora de venderla, comprarla o heredarla. Encargar un trabajo de estas características a un Gabinete de valoración como 2AGRO permite al interesado disponer de información contrastada y veraz sobre el precio de mercado y obrar en consecuencia (comprando, vendiendo o heredando, según las ocasiones) sin temor a equivocarse. A menudo, el encargo no se limita a una valoración del inmueble rústico de que se trate, sino que suelen añadirse labores de asesoramiento inmobiliario, trabajos de deslinde o segregación de fincas, levantamientos topográficos, elaboración de planos, etc. En todo este tipo de trabajos resulta primordial la confianza que se establece entre el Cliente y su Perito tasador.